DNA MUSIC La mejor Academia DJ y de Producción musical de Colombia

El ABC de la colaboración musical

Home / Lifestyle / El ABC de la colaboración musical
La búsqueda del perfecto colaborador – y la gestión de la relación con él – puede llevar un montón de tiempo y esfuerzo. Todos queremos ese vínculo cohesivo, ese combustible mágico y sobreentendido que produce oro puro. Pero hay obstáculos en el camino, tal vez el mayor inconveniente, si no eres capaz de montártelo correctamente, es que podrías comerte tu propio tiempo creativo – que es tu recurso de mayor valor.

La compatibilidad se da de múltiples formas, los gustos y estilos creativos son tan amplios como el espectro de la música misma. No puedes esperar encontrar esta pareja perfecta sin entender primero que todo el mundo tiene diferentes influencias, procesos de trabajo, hábitos de escritura, y habilidades organizativas. Cuando abordes un proyecto, identifica estas diferencias y haz las preguntas incómodas que te ayuden determinar si vuestras aspiraciones y valores coinciden o no. Sé honesto contigo mismo y con tu potencial colaborador, y tal vez consigas que la magia suceda.

Dicho todo lo anterior, aquí tienes algunos principios básicos que deberías asumir, y las preguntas que deberías hacerte a ti y tu potencial compañero. Los puntos que siguen son el ABC de la colaboración:

Sé siempre selectivo

Has concretado unos pocos candidatos con los que has estado enrollándote y estás mentalizado del potencial que esta inspiración fresca podría aportar a tu proceso creativo. Es un momento excitante, pero echa el freno; deberías examinar siempre a tu nuevo colega antes de comprometerte del todo.

Entonces, ¿cómo sabrás si ellos son apropiados para ti? ¿Has dado con el Skrillex de tu Diplo? Vas a tener que averiguar la respuesta a unas pocas preguntas para estar seguro: ¿Cuánto hace que estás creando? ¿En qué géneros has hecho incursión? ¿Qué tipo de experiencia has tenido creando con otras personas? ¿Qué herramientas utilizas para ponerte manos a la obra? ¿En qué clase de entorno te gusta trabajar?

Piensa acerca de lo que te gustaría que alguien te preguntara a fin de dar lo mejor de ti mismo y compartir tu propia manera y estilo de trabajar. Hazle estas mismas preguntas para liberar su yo creativo verdadero, esto te ahorrará un montón de tiempo y reuniones incómodas a lo largo del camino. Recuerda, no tenéis que ser idénticos – de hecho, las creaciones más bellas surgen de teorías opuestas. Sólo asegúrate de estar abierto y ser transparente durante el período de prueba.

No descuides la logística

¿Estás libre los jueves por la noche? ¿Qué hay de los sábados? ¿Y de los lunes? ¿En mi casa o en la tuya? ¿Les importará a tus compañeros de cuarto que nos quedemos hasta el amanecer? ¿Tienes alguna grabadora que podamos utilizar o debería llevar la mía?

Lo primero y más importante, si te vas a comprometer a hacer música con alguien, es asegurarte de que de verdad podéis físicamente hacerlo. Si bien dar preferencia al proceso creativo en sí y a la diversión que de él resulta es lo más fácil, ignorar la parte logística podría conducirte a situaciones frustrantes.

Repito, protege tu tiempo creativo, no lo malgastes en confusión y desencuentro. Haz un plan, sé flexible y paciente. El colaborador adecuado será alguien que haga y espere lo mismo de ti.

Creatividad conectada

La música es la música, y tu colaborador debería inspirarte, empujarte a ser un mejor creador, y ayudar a que ambos deis el máximo de vuestras respectivas visiones. Si te sientes nervioso, o cortado, tal vez será mejor dejar marchar a esta persona para poder encontrar a la apropiada.

Al final de la jornada, confía en tu instinto y no perpetúes relaciones improductivas o turbulentas.

Estás intentando aumentar tu libertad creativa, así que ve detrás de lo que te haga sentir bien, te desafíe a mejorar y te permita crear más.

¡Sal de caza, y disfruta de las buenas vibraciones que conlleva la colaboración!

Fuente: musicodiy.com/

Comentarios

Comentarios

Recommended Posts